Menú Principal
Foto-destacada-deposito-apostilla
3 de February de 2016

Chile realiza depósito del instrumento de adhesión a la Convención de la Apostilla

Con fecha 16 de diciembre de 2015, en el marco de una ceremonia realizada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, la Embajadora María Teresa Infante procedió al depósito del Instrumento de Adhesión de Chile a la Convención de La Haya que Suprime la Exigencia de Legalización de Documentos Públicos Extranjeros, aprobada por nuestro Congreso Nacional el 19 de junio de 2012. Con dicho acto, Chile pasó a convertirse en el Estado Contratante 112 de este Convenio.

Con ello, y en función de los plazos estipulados en el propio Convenio, la apostilla entrará en vigor internacional para Chile el 30 de agosto de 2016, lo que redundará en importantes beneficios para todos los ciudadanos, tanto chilenos como extranjeros.

En esencia, permitirá que se suprima la actual cadena de trámites que permiten legalizar un documento cuyo origen o destino sea un país en que se aplique la Convención de La Haya, reemplazándolos por un trámite único denominado “apostilla”.

Entre sus principales características, destaca el que éste sistema se brindará a nivel nacional (en todas las regiones del país), desconcentrado en cinco Servicios (Justicia, Educación, Salud y Relaciones Exteriores, además del Servicio del Registro Civil e Identificación), aspecto que va en directo beneficio de los usuarios en regiones que ya no tendrán que viajar a la capital.

Asimismo, y a diferencia de lo que ocurre en otros países, la “apostilla chilena” será gratuita para la ciudadanía, pudiendo realizar dicha tramitación en forma presencial o a través de internet. Para ello, Chile se encuentra implementando un modelo de apostilla electrónica, que supone el desarrollo de un sistema informático complejo y de un alto estándar de seguridad, que solo ha sido adoptado hasta la fecha por un puñado de países.

En definitiva, la incorporación definitiva de Chile a esta Convención ratifica el firme compromiso asumido por el gobierno en la materia, cumpliendo el reto de que la apostilla se haga realidad durante el actual mandato presidencial.